Niños de CEN-CINAI reciben Navidad adelantada


  • Mes a mes varios de los funcionarios de la Dirección Regional de CEN-CINAI, Central Norte, efectúan visitas a 35 comunidades lejanas Sarapiquí, para realizar la distribución de leche integra en polvo y alimentos, como parte de los servicios brindados en la  modalidad extramuros. Desde hace 10 años, también brindan una Navidad distinta a cientos de niños.

Sarapiquí de Heredia, jueves 13 de diciembre de 2012.

“Cuando yo doy, me doy a mí mismo”, reza la frase célebre del poeta estadounidense, Walt Whitman.

Esa hermosa frase la adoptó la Dirección Nacional de CEN-CINAI en esta bella época de Navidad, en sus 9 direcciones regionales porqué la “Navidad no tiene hora.  Como no la tiene Dios. Siempre está junto a nosotros.  Ofreciéndonos amor”.

Por ejemplo un equipo interdisciplinario integrado por varios miembros de la Dirección Regional de CEN-CINAI, Central Norte, inspirados por el valor de la sensibilidad social, brindaron los días 10 y 11 de diciembre una Navidad diferente a cientos de niños de 13 comunidades lejanas de Sarapiquí de Heredia.

En esta ocasión, se visitaron: La Lagunilla, Fátima, La Aldea, Media Vuelta, La Gata, Jerusalén Tambor, Los Ángeles, Caño Negro, El Palmar, Delia Golfito, y La Trinidad, esta última limítrofe con el río San Juan.

Y es que mes a mes éste grupo de personas visita 35 localidades beneficiarias de Sarapiquí, como parte de los servicios brindados en la modalidad extramuros, donde se reúne a los clientes de la Dirección Nacional de CEN-CINAI y beneficiarios en sitios estratégicos, para realizar la distribución de leche integra en polvo y los paquetes de alimentos DAF; e impartir actividades educativas tanto a los padres, madres, niños y encargados. Gracias a esta labor se percataron de las grandes carencias que tenían los niños y fue cuando decidieron traer ilusión en esta época de Navidad a los infantes.

“Es una experiencia muy bonita. Es una sensación muy agradable. Un regalo es una esperanza por lo menos que uno les lleva, algo bonito, algo de color, en época de Navidad”, aseveró Karen Víquez, directora de Servicios de Sarapiquí.

Los regalos son aportados por el personal de la Dirección Nacional de CEN-CINAI, y del Ministerio de Salud, tanto del nivel central, como regional y local. En conjunto con el abnegable esfuerzo de varios actores sociales como por ejemplo: el programa de Acción Social de la Universidad de Ciencias Médicas(UCIMED), Florida Bebidas, Bomberos de Costa Rica, Julia Rosa, Catering Service, sociedad civil y algunas personas comprometidas con la labor de la Dirección Nacional de CEN-CINAI.

Sandra Rodríguez, madre de una niña y vecina de Jerusalén aseguró que en los pueblos esperan con ansias este festejo.

“Estas fiestas que realizan los funcionarios de CEN-CINAI, me parecen muy interesantes, es muy motivador tanto para uno, como para los niños, más para ellos que reciben ese regalito con mucha ilusión de parte de todas las personas que vienen a todas éstas comunidades lejanas. Muchas gracias que Dios los bendiga y ojalá que nunca se olviden de nosotros”.

Además, Rodríguez destacó la labor que efectúan mensualmente éstos funcionarios al expresar que: “Los talleres que nos brindan son de mucha ayuda, nos enseñan por ejemplo a cómo preparar la leche, y mes a mes nos enseñan a educar a nuestros hijos sin pegarles, a darles buenas enseñanzas. Los alimentos que se reparten (DAF) y la leche son una necesidad para muchas de las personas de esta zona porqué aquí la economía es muy baja, entonces todo lo que nos aporta la Dirección Nacional de CEN-CINAI, es muy grande, es un gran beneficio para nosotros y para nuestros hijos”.

Otra de las que se sintió complacida con la actividad fue Erika Cruz vecina de La Gata, quien dijo: “Esta es una fiesta de Navidad adelantada para nosotros porqué uno aquí en esta zona no tiene la plata para hacer una actividad de este tipo. Uno en ocasiones está triste y aburrido, pero en realidad con esta fiesta a uno se le quita todo”.

Hambre, frío, sueño, llueva, relampaguee o haga sol, este conjunto de personas lo sacrifican todo, con tal de llevarles una muy feliz Navidad a estos niños.