En Sarapiquí.  Llevaron alegría a cientos de niños


Mes a mes la Dirección Regional de CEN-CINAI, Central Norte, efectúa visitas a diversas comunidades lejanas Sarapiquí, para realizar la distribución de leche integra en polvo y alimentos, como parte de los servicios brindados en la modalidad extramuros. Pero desde hace 8 años brindan una Navidad distinta a cientos de niños.

Inspirados por el valor de la sensibilidad social, un equipo interdisciplinario integrado por varios miembros de la Dirección Regional de CEN-CINAI, Central Norte, en conjunto con el abnegable esfuerzo, del programa de Acción Social de la Universidad de Ciencias Médicas(UCIMED), brindó en días recientes una Navidad diferente a cientos de niños de 12 comunidades lejanas de Sarapiquí de Heredia.

En esta ocasión, se visitaron entre otros, los sectores de: Golfito, Zapote, Caño Negro, El Palmar, Fátima, Jerusalén, Los Ángeles, Media Vuelta, La Aldea y La Trinidad, esta última limítrofe con el río San Juan.

Y es que mes a mes este grupo de personas visita 42 localidades beneficiarias de Sarapiquí, como parte de los servicios brindados en la modalidad extramuros, donde se reúne a los clientes de la Dirección y beneficiarios en sitios estratégicos, para realizar la distribución de leche integra en polvo y alimentos; e impartir actividades educativas tanto a los padres, madres, niños y encargados.

Sin embargo, desde hace 8 años, realizando un trabajo casa por casa, para conocer la situación de cada persona, y después de percatarse de las grandes carencias que tenían los niños, fue cuando decidieron traer ilusión en esta época de Navidad a los infantes.

La idea no sólo es traerles la leche y los alimentos, si no organizar una actividad con piñatas, bolsitas, regalos y diversos eventos recreativos. Es muy satisfactorio poderle llevar alegría a cientos de niños de escasos recursos de zonas lejanas de Sarapiquí. La alegría de esos niños es la felicidad nuestra”, comentó César Salas, nutricionista de la Región Central Norte.

Iris Durán, madre de uno de los niños aseguró que en los pueblos esperan con ansias este festejo.

Estas fiestas son toda una alegría, uno agradece mucho, porque uno se da cuenta que hay personas que en realidad quieren dar lo mejor de sí para los niños y que todos estemos tranquilos y en paz”, exteriorizó Durán, vecina de Zapote.

Durán también destacó la labor que efectúan mensualmente éstos funcionarios al expresar que: “la experiencia que yo he tenido aquí con los de CEN-CINAI, ha sido muy bonita, en realidad nos ha enseñado mucho a mí y a mis compañeras que asistimos a los talleres, nos enseñan talleres de nutrición para los niños, cómo prevenir el dengue, el SIDA, sobre la lactancia materna. En fin yo estoy muy contenta”.

Otro de los que se sintió complacido con la actividad fue Dulce Nombre Guzmán, vecino de La Aldea, quien dijo “todos los meses viene aquí, a entregarnos la leche y los paquetes de alimentos DAF. Me parece muy importante que apoyen a los niños pobres de nuestra comunidad, porque nos dan una ayuda moral en esta época de regocijo como lo es la Navidad. Esta fiestecita me parece muy importante por el afecto de ustedes, y los niños se motivan con esos regalos. Les agradezco profundamente de corazón que Dios les bendiga”.

Llueva, relampaguee o haga sol, sea por tierra o por agua, este conjunto de personas lo sacrifican todo, con tal de ofrecerles lo mejor de nuestros servicios a la niñez costarricense.