Auditoria

Auditoría Interna de la

Dirección Nacional de CEN CINAI

La Auditoría Interna forma un componente clave en el control de los fondos públicos, su labor debe ayudar al logro de los objetivos institucionales y proporcionar a la ciudadanía una garantía razonable de que la actuación del jerarca y la del resto de la administración, se ejecuta conforme al marco legal y a sanas prácticas de administración.

El surgimiento de nuevas formas de abuso de los recursos públicos, la evolución en la gestión administrativa, los avances tecnológicos, el progresivo reclamo de la sociedad hacia los funcionarios públicos, imponen con mayor exigencia cambios profundos en el accionar de la auditoría interna. Por tanto, ésta debe demostrar un efectivo liderazgo en la protección de la Hacienda Pública y promover la eficacia y eficiencia de la gestión, en procura de brindar mejores servicios a los ciudadanos.

Ante este desafío y en la exploración de herramientas mucho más efectivas, la auditoría interna encuentra en el marco legal y técnico existente su mayor fortaleza.

Ley General de Control Interno, específicamente en artículo 21 se indica el concepto funcional de la Auditoría Interna, que señala:

“La auditoría interna es la actividad independiente, objetiva y asesora, que proporciona seguridad al ente u órgano, puesto que se crea para validar y mejorar sus operaciones. Contribuye a que se alcancen los objetivos institucionales, mediante la práctica de un enfoque sistémico y profesional para evaluar y mejorar la efectividad de la administración del riesgo, del control y de los procesos de dirección en las entidades y los órganos sujetos a esta Ley. Dentro de una organización, la auditoría interna proporciona a la ciudadanía una garantía razonable de que la actuación del jerarca y la del resto, de la administración se ejecuta conforme al marco legal y técnico y a las prácticas sanas.”

En ese mismo cuerpo normativo imprime:

ARTÍCULO 33.- Potestades. El auditor interno, el subauditor interno y los demás funcionarios de la auditoría interna tendrán, las siguientes potestades:

  1. Libre acceso, en cualquier momento, a todos los libros, los archivos, los valores, las cuentas bancarias y los documentos de los entes y órganos de su competencia institucional, así como de los sujetos privados, únicamente en cuanto administren o custodien fondos o bienes públicos de los entes y órganos de su competencia institucional; también tendrán libre acceso a otras fuentes de información relacionadas con su actividad. El auditor interno podrá acceder, para sus fines, en cualquier momento, a las transacciones electrónicas que consten en los archivos y sistemas electrónicos de las transacciones que realicen los entes con los bancos u otras instituciones, para lo cual la administración deberá facilitarle los recursos que se requieran…

(…)

Frente a las nuevas tendencias, esta Auditoría Interna de manera proactiva aporta valor agregado en la administración de riesgos, controles, y procesos de dirección y conducción en la gestión administrativa y sustantiva de la institución, con miras al logro de lo establecido en el artículo 8 de la Ley General de Control Interno, que cita:

 Concepto de sistema de control interno. Para efectos de esta Ley, se entenderá por sistema de control interno la serie de acciones ejecutadas por la administración activa, diseñadas para proporcionar seguridad en la consecución de los siguientes objetivos:

  1. a) Proteger y conservar el patrimonio público contra cualquier pérdida, despilfarro, uso indebido, irregularidad o acto ilegal.
  2. b) Exigir confiabilidad y oportunidad de la información.
  3. c) Garantizar eficiencia y eficacia de las operaciones.
  4. d) Cumplir con el ordenamiento jurídico y técnico.

Ante este escenario, la Auditoría Interna pone a disposición, los siguientes documentos de interés general para consulta  y/o descarga.

Denuncias